fbpx

La crema de espárragos es un plato que deleita por su sabor suave y textura sedosa, ideal para servir como entrante en una cena especial o como plato principal en una comida ligera. Esta receta no solo es exquisita sino también nutritiva, ofreciendo beneficios para la salud gracias a los ingredientes naturales que la integran.

Cómo hacer crema de espárragos verdes

La crema de espárragos es un clásico de la gastronomía que sorprende por su facilidad de preparación. Para lograr un resultado delicioso, se deben cocer los espárragos junto con otros vegetales, como la cebolla y un toque de ajo, que aportarán profundidad al sabor. La base líquida puede variar desde caldo de verdura hasta leche evaporada, según la consistencia y cremosidad deseada.

Para una versión más ligera, se puede optar por caldo de verduras o pollo, mientras que para aquellos que buscan un sabor más rico e intenso, la leche evaporada es una excelente opción. Asegúrate de ajustar el punto de sal y añadir especias como la nuez moscada para resaltar el sabor de los espárragos.

Una vez cocidos, simplemente tienes que triturar todos los ingredientes hasta obtener una textura suave y homogénea. Para un acabado gourmet, sirve con un chorrito de aceite de oliva y unas puntas de espárragos a la plancha.

Ingredientes para la crema de espárragos

  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 patata grande o 2 pequeñas
  • Caldo de verduras o leche evaporada
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada (opcional)

Estos ingredientes proporcionan una base excelente para una crema de espárragos tradicional. Sin embargo, puedes personalizar la receta según tus gustos personales o necesidades dietéticas.

Cómo preparar crema fría de espárragos

La crema de espárragos también se puede disfrutar en su versión fría, siendo una opción perfecta para los días de calor. Para prepararla, sigue los mismos pasos que la versión caliente, pero deja enfriar a temperatura ambiente antes de colocar en el refrigerador por al menos un par de horas.

Antes de servir, remueve la crema para homogeneizar su textura y si es necesario, añade un poco de caldo o agua para ajustar la consistencia. Decora con hierbas frescas o un toque de crema de leche para un contraste delicioso.

Una recomendación es acompañar esta sopa fría con crujientes de pan o con trocitos de verduras frescas que aportarán un contraste interesante tanto en sabor como en textura.

Consejos para una crema de espárragos perfecta

Para asegurar el éxito de tu crema de espárragos, es importante seleccionar espárragos frescos y de buena calidad. Deben tener un color verde intenso y puntas firmes. Otro tip es cocinar la crema a fuego lento, permitiendo que los sabores se concentren y mezclen bien.

Si buscas una textura extra cremosa, incorpora un poco de crema de leche o queso crema al final de la cocción. Por último, no olvides colar la crema para eliminar cualquier fibra y garantizar una textura perfectamente suave.

Variaciones de la receta de crema de espárragos

Esta versátil receta admite múltiples variaciones para adaptarse a todos los gustos. Por ejemplo, puedes añadir almendras tostadas para una nota crujiente o incorporar trozos de jamón para un sabor más contundente.

Para quienes siguen una dieta vegana, sustituye la leche evaporada o la crema de leche por leches vegetales como la de almendras o coco. Además, puedes enriquecer la crema con otras verduras como zanahorias, puerros o calabacín.

Si prefieres evitar lácteos o adaptar la receta para celíacos, simplemente asegúrate de que todos los ingredientes sean libres de gluten y sustituye la crema de leche por alternativas sin lactosa.

Beneficios nutricionales de la crema de espárragos

Los espárragos son conocidos por sus propiedades nutritivas, incluyendo vitaminas A, C y E, así como fibra y antioxidantes. Esta crema es baja en calorías, lo que la hace ideal para dietas de control de peso.

Además, los espárragos tienen un alto contenido de agua, lo que contribuye a la hidratación del cuerpo. Son también una buena fuente de ácido fólico, esencial para la producción de células nuevas y la prevención de enfermedades cardiacas.

Por todo esto, la crema de espárragos es más que un plato delicioso, es también una opción saludable que puede contribuir a un estilo de vida equilibrado.

Preguntas relacionadas sobre la crema de espárragos

¿Cuál es la mejor receta de crema de espárragos?

La mejor receta de crema de espárragos dependerá del gusto personal de cada uno. Un clásico es cocer los espárragos con cebolla, ajo, patata y caldo de verdura o leche evaporada, y luego triturar hasta conseguir una crema suave.

Para aquellos que desean explorar sabores nuevos, pueden añadirle ingredientes como salmón ahumado, crujientes de bacon o un toque de curry para darle una personalidad única a esta tradicional crema.

¿Cómo hacer una crema de espárragos ligera?

Para una crema de espárragos ligera, opta por utilizar caldo de verduras como base líquida y reduce la cantidad de aceite en la cocción. También puedes sustituir la patata por calabacín, que aportará espesor con menos carbohidratos.

Evita nata y quesos cremosos y en su lugar, utiliza leche de almendras o yogurt natural para mantener la cremosidad sin exceso de calorías. Asegúrate de incluir una buena cantidad de espárragos para maximizar el sabor y los beneficios nutricionales.

¿Qué ingredientes lleva la crema de espárragos?

La crema de espárragos lleva, principalmente, espárragos verdes, cebolla, ajo, y patata como espesante. La base líquida puede ser caldo de verduras, de pollo o leche evaporada. Para condimentar, se utiliza sal, pimienta y especias al gusto.

Se puede enriquecer con otros ingredientes como puerros, apio, o incluso un toque de jengibre o cítricos para darle un sabor más fresco y aromático.

¿Se puede hacer crema de espárragos vegana?

Definitivamente, la crema de espárragos vegana es una opción deliciosa y saludable. Sustituye la leche evaporada por leches vegetales y en lugar de la mantequilla, utiliza aceite de oliva o aceite de coco para saltear las verduras.

Para darle un toque cremoso, puedes añadir crema de anacardos o un poco de tofu sedoso. Con estos cambios, tendrás una crema de espárragos 100% vegana y llena de sabor.

Como has visto, la crema de espárragos es una receta flexible que se puede ajustar de acuerdo a tus gustos y necesidades, desde la versión más clásica hasta opciones veganas, ligeras y aptas para celíacos. No solo es un plato delicioso, sino que también aporta numerosos beneficios nutricionales, convirtiéndose en una excelente opción para incluir en tu menú semanal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Adelgazar sin sufrir?

ES POSIBLE

Anota tu correo y despeja todas tus dudas acerca de cómo puedes conseguir tu peso deseado, aunque lo hayas intentado antes sin éxito.

Listo!. Revisa tu correo para confirmar tu suscripción

Share This
Abrir chat
Hola ????
¿En qué podemos ayudarte?