fbpx

La hernia inguinal y la crural son condiciones comunes que pueden afectar a individuos de diferentes edades, pero ¿conoces la diferencia entre ellas y cómo lidiar con estas afecciones? En este artículo, te ofrecemos una guía completa sobre qué son, sus causas, síntomas, y cómo son diagnosticadas y tratadas.

¿Qué es una hernia inguinal o crural?

Una hernia inguinal es una protrusión de tejido, como parte del intestino, a través de un punto débil en los músculos de la ingle. La hernia crural, por su parte, ocurre cuando los órganos empujan a través de una debilidad en la pared superior del muslo, justo debajo de la zona inguinal.

Estas condiciones pueden manifestarse como una hinchazón o bulto y, aunque en algunos casos pueden no presentar síntomas, es importante reconocerlas y buscar tratamiento oportuno para evitar complicaciones.

Causas de la hernia inguino-crural

Las causas de una hernia inguinal o crural pueden variar. Frecuentemente están asociadas a un incremento en la presión dentro del abdomen que empuja tejido o intestinos a través de puntos débiles o aberturas en la pared abdominal.

  • Levantamiento de objetos pesados
  • Estreñimiento crónico
  • Tos o estornudos continuos
  • Obesidad
  • Embarazo, especialmente múltiples

La predisposición genética también puede desempeñar un papel importante en el desarrollo de estas afecciones.

Síntomas de una hernia inguinal y crural

Los síntomas difieren ligeramente entre una hernia inguinal y crural, pero comúnmente incluyen:

  • Un bulto en la región de la ingle que puede ser más evidente al estar de pie
  • Dolor o molestia en la zona del bulto
  • Una sensación de pesadez o arrastre en la ingle
  • Dolor incrementado al levantar, toser o durante esfuerzos

Es crucial no ignorar estos síntomas y buscar asesoramiento médico para un diagnóstico correcto y tratamiento.

Diagnóstico de la hernia inguino-crural

El diagnóstico preciso es clave en el manejo de estas condiciones. Inicialmente, se realiza un examen físico y, si es necesario, se complementa con estudios de imagen como una ecografía o una tomografía computarizada para confirmar la hernia y determinar su tamaño y ubicación.

Detectar una hernia puede ser más sencillo al realizar maniobras como toser o realizar esfuerzos mientras el médico realiza la palpación de la zona.

Tratamiento de la hernia inguino-crural

El tratamiento definitivo para una hernia inguinal o crural es quirúrgico. Hay diferentes técnicas disponibles, incluyendo la colocación de malla sintética para fortalecer la pared abdominal.

Existen dos principales enfoques quirúrgicos:

  • Cirugía abierta, que implica una única incisión para acceder a la hernia.
  • Cirugía laparoscópica, que emplea pequeñas incisiones y una cámara para guiar la operación.

El método elegido dependerá de diversos factores, incluyendo la salud general del paciente y la naturaleza específica de la hernia.

Diferencia entre hernia inguinal y crural

Aunque ambas hernias ocurren cerca de la ingle, la diferencia entre hernia inguinal y crural radica en su ubicación y en la población que afectan. Las hernias crurales son menos comunes que las inguinales y tienden a afectar más a las mujeres debido a la estructura de su pelvis.

Hernia crural en mujeres

En las mujeres, la hernia crural es una preocupación especial debido a la anatomía específica del área pélvica. Estas hernias pueden estar relacionadas con el embarazo y el parto debido a la presión ejercida sobre la zona abdominal.

Fotos de hernia crural

Las imágenes médicas pueden mostrar la protrusión de tejidos y son útiles para educar a los pacientes sobre su condición. Sin embargo, cada caso es único, y solo un especialista puede diagnosticar una hernia crural adecuadamente.

Postoperatorio de una hernia crural

El postoperatorio es crucial para una recuperación exitosa. Es importante seguir todas las indicaciones médicas, que comúnmente incluyen:

  • Descanso adecuado
  • Evitar levantar objetos pesados
  • Realizar ejercicios de rehabilitación suave

La vigilancia de los síntomas es esencial para detectar cualquier signo de complicación temprana.

Hernia crural y dolor en la pierna

El dolor en la pierna puede surgir cuando la hernia comprime estructuras cercanas. Es importante no subestimar este síntoma, ya que podría indicar una complicación mayor como una hernia incarcerada.

Hernia crural incarcerada

Una hernia incarcerada ocurre cuando el contenido de la hernia queda atrapado y no puede moverse hacia atrás. Esto es una emergencia médica que requiere atención inmediata para evitar la estrangulación, que es la interrupción de la circulación sanguínea al tejido atrapado.

Preguntas frecuentes sobre el diagnóstico y manejo de hernias inguino-crurales

¿Qué es una hernia crural?

Una hernia crural es la protrusión de contenido abdominal a través de la debilidad en el canal femoral, ubicado en el área del muslo, justo debajo de la ingle. Es menos común que la hernia inguinal pero puede tener complicaciones significativas si no se trata.

¿Cómo es el dolor de una hernia crural?

El dolor de una hernia crural puede ser agudo y constante, empeorando con el movimiento o la presión sobre la zona afectada. A menudo se extiende hacia la parte inferior del abdomen y el muslo.

¿Cómo diferenciar una hernia inguinal de una femoral o crural?

Para diferenciar una hernia inguinal de una femoral o crural, es importante prestar atención a la ubicación y naturaleza del bulto, así como los síntomas específicos. Las hernias crurales tienden a ser más bajas y están situadas más hacia adentro en la parte superior del muslo.

¿Que no debo hacer si tengo hernia crural?

Si tienes una hernia crural, debes evitar las actividades que aumenten la presión intraabdominal, como levantar pesos, realizar esfuerzos intensos y, en algunos casos, ciertos tipos de ejercicio. Es imperativo seguir las indicaciones de un profesional médico.

En resumen, las hernias inguinales y crurales son condiciones que requieren atención médica y, en la mayoría de los casos, un tratamiento quirúrgico para evitar complicaciones. Con la información adecuada y una atención profesional, se pueden manejar efectivamente para lograr una buena calidad de vida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Adelgazar sin sufrir?

ES POSIBLE

Anota tu correo y despeja todas tus dudas acerca de cómo puedes conseguir tu peso deseado, aunque lo hayas intentado antes sin éxito.

Listo!. Revisa tu correo para confirmar tu suscripción

Share This
Abrir chat
Hola ????
¿En qué podemos ayudarte?